Adorar I

3 de enero
Domingo II después de Navidad

Jn 1, 1-18  Pero a cuantos la recibieron les da el poder de ser hijos de Dios

Recibir tu Palabra, acogerla, cada día, adorarla hecha carne en este tiempo de Navidad, contemplarla, gustarla, saborearla,  rumiarla, entrañarla en mi ser con un corazón sincero, desde una fe que se abre al misterio incomprensible de un Dios tan grande que se hace tan pequeño para hacerme hijo en el Hijo. Gracias, Señor.

01.03

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

1 opinión en “Adorar I”

  1. ¡Qué grande es tu poder Señor! Nos devuelves nuesstra propia identidad perdida:
    La de hijos, pues nos revelas al Padre y te haces el Camino hacia él.
    La de hermanos, pues tu mandamiento nuevo es amarnos como tú nos has amado.
    Gracias. ¡Qué pequeño te has hecho Señor y qué grande es tu poder!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *