facebook twiter

Abandonado

21 de marzo
Sábado IV de cuaresma

Jr 11,18-20 A ti he encomendado mi causa

Así es. Así , Señor, la realidad de mi vida. Entregado a ti. Ofrecido. Abandonado. En un no entenderme ni entender, en un no saber sabiendo, en una tiniebla que solo en lo más denso de la oscuridad se hace luz inaudita, en el lamento perpetuo, en la no aceptación, en la rebelión silenciosa, en el desconcierto, en la falta de perspectiva, en la fragilidad, en la debilidad, en todo momento, Señor, se que mi suerte está en tu manos, donde descansan mis azares. Hazme sencillo, humilde, perdido en ti, abandonado. Arráncame el interrogante y déjame sin respuesta. Sea lo que sea, te doy las gracias.
03.21

1 comentario ››

Este mensaje fue publicado el 21 Marzo 2015 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 1898 visitante(s)

1 comentario »

  1. Comment by beatriz, enviado el 21 Marzo 2015 a las 19:41

    ¡Si tú me hablases al corazón como él me habla!
    ¡si una sola de sus palabras a tus labios llegara!
    la noche derretiría el día
    y tu boca sellaría la mía

RSS feed for comments on this post. | TrackBack URI

Deja tu comentario

XHTML Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> .