Buscad

18 de septiembre
Domingo XXV

Is 55, 6-9 Buscad al Señor

¿Adónde te escondiste, Amado? Te busco porq2ue me has encontrado y te has dejado encontrar por mi. Te busco porque mis ojos todavía ven borroso el rastro de tu presencia, y a veces te encuentro ausente, aunque sé que estás conmigo, dando consistencia  ami vida. Te busco, Señor, como la cierva busca corrientes de agua, con anhelos de amante. Te busco y al buscarte vive mi corazón.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *