Sencillos

3 de julio
Domingo XIV

Mt 11. 25-30 Te doy gracias, Padre, Señor de cielo y tierra…

 … porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos y se las has revelado a la gente sencilla. Si, Padre, así te ha parecido mejor.

Darte gracias, Señor. Saber que tu sabiduría está oculta, y que la desvelas a los sencillos, que en lo sencillo se acercan a ti y te alaban, y te dan gracias, y comprenden que la realidad está llena de semillas de tu gracia.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *