Guardar la palabra

29 de marzo
Jueves V semana
Jn 8, 51-59 Quien guarda mi Palabra no sabrá lo que es morir para siempre.

En continuidad con el comentario de ayer. Alcanzar la libertad, y la verdad, que van más allá de la muerte. Libertad del saberse creado por la Palabra, mantenido en vida por ella. Libertad del saber que el Ti, Jesús, y en tu palabra esta la fuente de la vida, del no morir, aunque ello conlleve muchas muertes. Ante la cercanía de tu pasión y muerte, ante tantas cruces cotidianas, saber que el que guarda tu palabra no morirá para siempre. En ti la vida. Gracias.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Guardar la palabra”

  1. “El que guarda mi Palabra, no morirá para siempre”.
    Señor, el que no escucha tu Palabra, el que no la encarna en él, el que no la vive, muere cada día, está muerto porque tu Palabra es vida, porque Tú eres vida.
    Viene ahora a mi memoria: “Yo soy el camino, la verdad y la vida”, y es por eso que hoy mi oración será pedir a Jesús que su Palabra viva en mí, que su Palabra me lleve por su camino para que me haga caminante con Él, de esa manera estoy viva, me siento viva y no moriré jamás.

  2. Guardar tu Palabra. Gracias Señor, porque tu Palabra es efectivamente ¡viva y eficaz y mas cortante que…! Si no hubiera sido por tu palabra Señor, que habría sido de mi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *