Gimiendo

31 de octubre
Martes XXX

Rm 8, 18-25 Toda la creación está gimiendo

Toda la creación gime el abuso de nuestro consumo desaforado, de nuestra energía malgastada, de nuestra falta de cuidado de la tierra, de los seres vivientes….Hemos olvidado el cuidado de la creación, de las plantas, de los animales, de los seres humanos, de la naturaleza, porque vivimos encerrados en nuestro propio egoísmo, en los límites fronterizos de nuestro propio bienestar. Perdónanos, Señor.

hijos

30 de octubre
Lunes XXX

Rm 8, 12-17 Habéis recibido un espíritu de hijos

Hijos en ti, el hijo. Nacidos en el seno de maría. Ternura maternal. Espíritu que clama en nosotros tu nombre: Abba, padre, papaíto. En medio de todas las vicisitudes de la vida, en cualquier circunstancia, bajo cualquier situación, el tesoro de la filiación divina, hijos de Dios.

Mi fortaleza

29 de octubre
Domingo XXX

Salmo 17 Yo te amo, Señor, tú eres mi fortaleza

Así respondo al mandato de amarte con todo el corazón, con toda, el alma, con toda la mente. Así respondo al amor que me pides hacia el prójimo, como si me amara a mí mismo. Te amo porque me amas, amo por tu amor. Tú me amas, Señor, tú eres mi fortaleza, mi roca, mi alcázar, mi libertador, Dios mío, peña mía, refugio mío, Dios mío, escudo mío, mi fuerza libertadora, mi baluarte.

Tuyo

27 de octubre
Viernes XXIX

Salmo 118 Soy tuyo

Soy tuyo, sin ti no soy. Tómalo como una declaración de amor, como una canción desesperada, pues no hago lo bueno que deseo sino que obro lo malo que no deseo. ¿quién me librará de este cuerpo de muerte? Soy tuyo, sálvame.

Trampa

25 de octubre
Miércoles XXIX

Salmo 123 La trampa se rompió y escapamos

Escapo, por la secreta escala, en la noche sosegada, he salvado la vida como un pájaro de la trampa del cazador, vuelo en tus manos, las alas extendidas en tu amor, vuela, vuela mi ser, escapo en tus lomos dorados, se ha roto la soberbia, la codicia, la ira, la envidia, la lujuria, la pereza, la avaricia, desnudo, con la lámpara encendida, en el lecho recostado para ti.

Lámparas

24 de octubre
Martes XXIX

Lc 12, 35-38 Tened encendidas las lámparas

Hazme aceite, cera, sebo de cetáceo, hazme luz en tu luminaria, se tú lámpara para mis pasos, luz en mi sendero, en los caminos que transite durante el día de hoy, hazme lámpara encendida, lumen gentium.

Desnudo

23 de octubre
Lunes XXIX

Lc 12, 13-21 Pues aunque uno ande sobrado, su vida no depende de sus bienes

Desnudo me parió mi madre, desnudo fui engendrado antes de la creación del mundo, desnudo de voz, desnudo de versos, desnudo de música, desnudo de amor, desnudo de nada, en la nada desnudo, desnudo como las notas de un piano que desnudan el ser y despojan el pentagrama, requiem desnudo, Señor, en tus manos, en el momento de la muerte, desnudo, abandonado de Dios.

No hay Dios

22 de octubre
XXIX domingo

Is 46,1-4-6 Fuera de mi no hay Dios

No salgas de ti, ni hacia el norte, ni hacia el sur, ni hacia el este por donde aparece mi claridad, al alba del silencio, llena de versos que cantas, lavanda en flor, horizonte violeta, ni por el oeste, donde el sol se hace crepúsculo tardío, no salgas fuera, quédate dentro, en soledad sonora, en compañía, fuera de mi no hay Dios, lleno de plenitud tus vacíos, colmo tus ansias trasnochadas de amor.