Limpio

30 de junio
Viernes XIII

Mt, 8-14 Si quieres puedes limpiarme

Quiero, Señor, quedar limpio por el baño de tu misericordia. Quiero quedar limpio en el fuego de tu amor. Quiero que tú me sanes de mi mismo. Tú siempre me dices. “Quiero, queda limpio”

Radiante

29 de junio
San Pedro y san Pablo

Salmo 33 Contempladlo y quedaréis radiantes

Contemplarte para quedar radiante; escucharte acogerte; embeberme de ti para ser tuyo en eternidad gozosa. Repetir estas frases para rezar hoy, para decirte, para enamorarme, en esta fecha tan especial, en acción de gracias por tanto don recibido: tu alabanza está siempre en mi boca; mi alma se gloría en Ti, Señor; proclamad conmigo la grandeza del Señor. El Señor me ayudó y me dio fuerzas para anunciar íntegro del mensaje. Tú eres el Mesías, el hijo de Dios vivo. Llamado, escogido, bendecido, agradecido.

Estéril

28 de junio
Miércoles XIII

Gn 15, 1-12.17-18 ¿Qué me vas a dar si soy estéril?

Constatar la propia limitación, la propia esterilidad, las dificultades para transmitir la vida….por sus frutos los conoceréis, nos dices en el evangelio, y no hay fruto en un vientre seco y estéril. Y sin embrago tú sacas fuerzas de lo débil y haces un vergel del desierto. Solo la confianza en ti, el deseo de ti, en abandono, con humildad sincera, sin pretender nada, nada, nada, hace que la estéril de a luz siete hijos, que del pedernal broten manantiales de agua.

Sal

26 de junio
Lunes XII

Gn 12, 1-9 Sal de tu tierra

sal te tu tierra, de tu propio querer, de tu obrar e interés, de tus límites, ed tus limitaciones, le dices a Abrahám, Señor, y nos dices a nosotros hoy, sal de tu tierra, de tu ego, del territorio que te oprime, sal para no volver, deja de fijarte en la mota que tiene tu hermano en el ojo mientras no eres capaz de comprender la viga que tienes en el tuyo, sal , sal, ponte en camino hacia la tierra de libertad que te prometo cuando te olvidas de mi.

Alabad

25 de junio
XII domingo

Jr 20, 10-13 Alabad al Señor que libera la vida del pobre

Cantas al Señor, alabad al señor, que libera la vida del pobre, la vida de tantos pobres que están presentes en nuestra sociedad, la vida de los que no tienen, la vida de los que no saben lo que tienen, el tesoro de tu gracia en la interior bodega, la vida de los que van sin sentido vital, la vida de los refugiados, de los vagabundos, de los que llegan a fin de mes, de los que viven en la periferias existenciales, tantas vidas que necesitan de tu liberación, redentor nuestro.

Me llamas

24 de junio
Nacimiento de San Juan Bautista

Is 49, 1-6 Estaba yo en el vientre de mi madre y el Señor me llamó

pronunció mi nombre, me escondió en la sombra de su mano, me hizo flecha bruñida, me guardó en su aljaba, me dijo, tú eres mi siervo. En vano me he cansado, en viento y nada he gastado mis fuerzas, en realidad mi derecho lo lleva el Señor, mi salario lo tiene mi Dios. Te hago luz en mi luz, para que mi salvación alcance hasta el confín de la tierra. Te doy gracias porque me has escogido portentosamente. Tú me sondeas y me conoces, soy tuyo.

Elegido

23 de junio
Viernes XI

Dt 7, 6-11 El señor te eligió

te sigue eligiendo para que seas de su propiedad, se enamoró de ti, te eligió, por puro amor, por mantener su promesa, sostiene tu vida, te saca de tu esclavitud, te rescata de la opresión reconoce ya, de una vez para siempre, que el Señor, tu Dios, es Dios; él es el Dios fiel que mantiene su alianza y su favor con los que lo aman. Tú señor, eres mi vida.

De todo corazón

22 de junio
Jueves XI

Salmo 110 Doy gracias al Señor de todo corazón

Doy gracias al Señor de todo corazón, en compañía de los rectos, en la asamblea. Grandes son las obras del señor, esplendor y belleza son su obra. Ha hecho maravillas memorables en mi vida, el Señor es piadoso y clemente, cuánta verdad hay en tu Palabra, que regocija mi corazón y me hace prorrumpir en tu alabanza.

Tu don

21de junio
Miércoles XI

II Cor 9, 6-11 Dios tiene poder para colmaros con toda clase de dones

En el oratorio de la comunidad, celebro hoy mis bodas de plata como sacerdote. Rezad por mi vocación, por mi ministerio, para que se cumpla lo que rezo cada día: “Padre, me pongo en tus manos, haz de mi lo que quieras, sea lo que sea, te doy las gracias”.