En tu sombra

11 de abril
Martes santo

Isaías 49, 1-6 Me escondió en la sombra de su mano

En la cueva de tu boca me haces espada afilada, amigo de leones esmaltados. En tus manos pones mi vida, mi cuerpo vertido en tu sangre derramada. En tu pecho me haces flor herida. Me guardas en tu aljaba, defiendes mi causa, soy tu siervo, siervo tuyo, tu hijo amado. En las majadas, al otero, me das el pan y me alimentas en las fuentes sabrosas de tu amor. Estremecido en ti. Roto. Perdido por tu ser. Enamorado.