Vida en tu luz

26 de marzo
IV domingo de cuaresma

Ef 5, 8-14 Ahora sois luz en el Señor

En tu luz desde que fui dado a luz, por tu luz. Regalo de la vida en ti. Para que ya no viva para mí mismo, sino para ti, que por todos has muerto y resucitado. Hijo de la luz. Necesitado de escuchar, “despierta, tú que duermes, levántate de entre los muertos, y Cristo será tu luz”. Tú eres mi luz, en medio de la tiniebla y sombra de muerte de una vida todavía mía. Guíame por el camino de la paz. Bendice alma mía al señor, y no olvides sus beneficios.