facebook twiter

Limosna

4 de marzo
Sábado después de cuaresma

Is 58, 9b-14 Cuando ofrezcas al hambriento y sacies el alama afligida

no me puedes dar más pistas esta semana, no puedes servir a dios y al dinero, una cosa de falta, vende todo lo que tienes, da el dinero a los pobres, y luego sígueme, muchos primeros serán últimos, déjate reconciliar con Dios y por Dios, elige la vida, ayuna practicando la misericordia, sacia el alma de los afligidos y dales de tu pan, entonces brillará tu luz en las tinieblas, tu oscuridad se volverá mediodía… el señor te guiará siempre, hartará tu alma en tierra abrasada, dará vigor a tus huesos, serás como un huerto regado, como un manantial…

2 comentarios ››

Este mensaje fue publicado el 4 Marzo 2017 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 485 visitante(s)