Tus maravillas

25 de febrero
Sábado VII

Ecl 17, 1-13 Les mostró sus maravillas, para que se fijaran en ellas

La lumbre del hogar, pues eres lumbre de ella, las sábanas blancas, frescas de sol, recién lavadas, la lluvia que riega los bulbos de los tulipanes, el cielo gris, las notas del piano, el chelo tan infinitamente triste, el cactus en flor, el recuerdo de una muerte, este mismo momento en que escribo tus maravillas, y me fijo en ellas, y alabo tu santo nombre, y cuente tus grandes hazañas cotidianas. Abres tú la mano y sacias de favores a todo viviente.