facebook twiter

Todas mis fuentes están en ti

22 de febrero
Miércoles VII

salmo 22 Me conduce hacia fuentes tranquilas

Y luego a las subidas cavernas de la piedra nos iremos que están bien escondidas, y allí nos entraremos, y el mosto de granadas gustaremos. Allí me mostrarías aquello que mi alma pretendía, y luego me darías allí tú, vida mía, aquello que me diste el otro día. El aspirar el aire, el canto de la dulce filomena, el soto y su donaire en la noche serena, con llama que consume y no da pena.

1 comentario ››

Este mensaje fue publicado el 22 Febrero 2017 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 512 visitante(s)