facebook twiter

Mis ojos han visto al Salvador

2 de febrero
Presentación del Señor

Lc 2, 22-40 Mis ojos han visto a mi salvador, luz

Véante mis ojos, dulce Jesús bueno, véante mis ojos y muera yo luego. Muera de amor, entregado, vertido, acogido, rescatado. Muera de amor en tu pecho florido, de flores y esmeraldas esmaltado. Ciega mis sentidos para que caiga en el abismo vacío de tu gloria. te veo porque me miras y te acercas a mí. Cuando tú me miras tu gracia en mi tus ojos imprimen, por eso merecían los míos ver lo que en ti vían.

Día de la vida consagrada: que te veamos, Señor.

1 comentario ››

Este mensaje fue publicado el 2 febrero 2017 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 373 visitante(s)