Armonía

31 de octubre
Lunes XXXI

Fil 2, 1-4 Manteneos unánimes y concordes con un mismo amor y un mismo sentir

Vivir la comunión, buscar el bien común, entregarse para fomentar la unidad, desparecer en favor de la comunidad, olvidarse de sí. Caminos que me invitas a transitar y que tantas veces me resultan tan intransitables, aún sabiendo su verdad, tu verdad, que me hace libre.

10-31

Hoy

30 de octubre
Domingo XXXI

Lc 19, 1-10 Hoy ha sido la salvación de esta casa

Hoy soy Zaqueo. Hoy llegas hasta mi en Lourdes, de la mano de tu madre. Hoy te conozco en la fragilidad y en el dolor, una vez más. Hoy me subo a un sicomoro para verte, entro en una gruta, bajo hasta el fondo del alma, abro los ojos para contemplarte en todo. Todo me habla de ti, todo me trae la salvación, todo es mirarte en la mirada con la que me miras. Hoy te recibo, una vez más. Plenitud de tu ser.

10-30

En Cristo

29 de octubre
Sábado XXX

Fil 1, 18-26 Para mí la vida es Cristo

Es mucho más fácil decírtelo que vivirlo en coherencia y verdad, pero en fácil saberlo, pues toda vida procede de ti. Vida plena, vida en abundancia, que recibo de ti. Vida amable, vida admirable. Vida misteriosa, vida expectante, vida atenta, vida en ti. Vida que recibo de ti. Vida que es don de tu amor y gracia. Agradecido en alabanza.

10-29

Orar

27 de octubre
Jueves XXX

Ef 6, 10-20 Siempre en oración y súplica, orad en toda ocasión en el Espíritu

Dirigirme a ti, Señor, con palabras nuevas, pues el cambio de traducción de las lecturas diarias me saben a nuevo lo que tan trillado tenía en la oración. En cualquier caso, con palabras nuevas, viejas o silenciosas, contigo, Señor, en todo momento. Emborráchame de ti. Hazme fuego en la oración del desierto.

10-27

Puerta estrecha

26 de octubre
Miércoles XXX

Lc 13, 22-30 Esforzaos por entrar por la puerta estrecha

Una vez más, como las olas que van y vienen es mi vida, y por tanto mi oración, te pido que si no me agrandas la puerta, me achiques, por tu bondad, pro tu misericordia. ¿por qué pretendo grandezas que superan mi capacidad? Modera y aquieta mis deseos, como si fuese un niño en tu regazo de padre.

10-26

Grano

25 de octubre
Martes XXX

Lc 13, 18-21 Es semejante a un grano de mostaza

¿Cuándo terminaré de creer en la dinámica de tu evangelio, de tu ser entre nosotros? Lo pequeño, lo oculto, lo sencillo, lo desapercibido, la nube, el viento, el transcurrir de la brisa por las cumbres, en las copas de los árboles, los ojos del pobre, la entrega diaria, callada, estremecida, lo que no cuenta, lo que confunde a los sabios del mundo, el desbrozar con la semilla de tu evangelio la jungla de nuestro mundo consumista…en fin, déjame en silencio ante ti, sedúceme una vez más desde la sobriedad de lo pequeño.

10-25

Enarbolado

24 de octubre
Lunes XXX

Efesios 4, 32-5,8 Vivid en el amor como Cristo os amor

En tus brazos, dulce cazador, cobro nueva vida. Me hieres con tu flecha enarbolada de amor. Me haces uno en ti, criador. Pues mi amado es para mí y yo soy para mi amado.. Recubres de estrellas mi manto. Me estrechas por delante y por detrás. Plantas mi árbol al borde de tu acequia. Me haces gozar en la entrega de tu amor, trocas mi luto en danzas. Poemas y salmos que esta mañana me hacen ruiseñor de tu amor. Lo vuestro es alabar a Dios.

10-24

A mi lado

23 de octubre
XXX Domingo

II Tim 4, 6-8.16-18 Mas el Señor estuvo a mi lado y me dio fuerzas

Como siempre, ante ti, certeza inexplicable. Apareces y desapareces, pero siempre estás a mi lado. Cuando me ausento. Cuando creo que te ausentas. Cuando no te siento. Cuando la nostalgia de tus encuentros en plenitud me consumen. Cuando te anhelo, cuando cada día me dirijo a ti para decirte, ten piedad de mi, que soy un pecador. Tú estás a mi lado y me das fuerza para proclamar tu evangelio. ¿Sin ti, qué sería de mi? Pues mi amado es para mi y yo soy para mi amado.

10-23