Imaginaciones

29 de febrero
Lunes III de cuaresma

II Reyes 5, 1-15 Yo me imaginaba

Aquí la fuente de todo mal: el yo que se imagina, que crea, que se recrea, que piensa, que se enreda, que es atrapado por las imaginaciones, por los pensamientos, por los sentimientos, telas de araña pegajosas que impiden avanzar hacia ti. Libérame, Señor, de todo lo que siendo mío me impide ir a ti, desnúdame, báñame con tu Palabra en tu Jordán, deja mi carne limpia, como si fuese Naamán, el sirio.

02.29

Agua viva

28 de febrero
III domingo de cuaresma

Jn 4, 5-42 El te daría agua viva

Beber de tu costado, acercar mi ser al tu manantial, saciar mi sed, refrescar la aridez de mis labios, bajar tus brocales, por las oscuras cavernas del sentido, cimentar la existencia en tu agua viva. Dame tú de beber, fecunda mis anhelos con la gran luz de tu misericordia, dame tu ser, el don de Dios, el que da vuelo a mi vida.

02.28

Misericordia III

27 de febrero
Sábado II de cuaresma

Salmo 202 El Señor es compasivo y misericordioso

A las sombra de tu misericordia me acojo, Señor, me llevas en las alas de tu amor, viento divino, canto de bendición, beneficio eterno. Tú me colmas de gracia y de ternura. Que no olvide tus beneficios, tus mimos diarios, tu luz en la noches, tus auroras en mi vida, tu presencia sigilosa, tan evidente, pues me trastornas y me dejas sin palabras, sin gracia, sin ternura, sin beneficios, sin mimos, sin luz, sin aurora, sin noche, sin día, sin presencia, rendido en ti. Compasivo y misericordioso, pierde en ti mi vida.

02.27

Misericordia II

26 de febrero
Viernes II de cuaresma

salmo 104 Recordad las maravillas que hizo el señor

Buen ejercicio para el día de hoy. Ponerme delante de la cruz, fuente de la misericordia, de tu amor hermoso, y recordad las maravillas que has hecho en mi vida desde que no era, en lo que soy, en lo que seré en ti más allá de los tiempos. Y rendirme a la dinámica de tu cruz.

02.26

Pobre Lázaro

25 de febrero
Jueves II de cuaresma

Lc 16, 19-31 hasta los perros se acercaban a lamerle las llagas

Las llagas de la humanidad. Tan lacerantes. Tan terribles, tan desconocidas para mi, que vivo entre los privilegiados del mundo. Conviérteme, Señor, ríndeme y conviérteme al evangelio, hazme misionero de tu misericordia.

02.25

perdido

24 de febrero
Miércoles II de cuaresma

Mt 20, 17-28 El que quiera ser grande entre vosotros, que sea vuestro servidor

Arranca de mi, Señor, cualquier deseo de grandeza que no sea de servicio desinteresado, desapercibido, sencillo, humilde, perdido, para tu servicio, para tu gloria, para el bien de los más pobres, más sencillos, más humildes, más desgarrados. Cambia la lógica del reconocimiento, del prestigio, de la apariencia, del poder, en mi pobre corazón, que solo desea rendirse a tu misericordia. De una vez.

02.24

Pedro pastor

22 de febrero
Cátedra de san Pedro

I Pe 5, 1-4 Sed pastores del rebaño de Dios

Gracias, Señor, por el ministerio petrino, ayer, hoy, mañana, siempre. Acabo de leer una biografía de Francisco, obispo de Roma, “el gran reformador”, y una vez más me ha hehco darte gracias pues regalas a la Iglesia el pastor que necesita para que recordemos que “los gozos y las esperanzas, las tristezas y las angustias de los hombres de nuestro tiempo, sobre todo de los pobres y de cuantos sufren, son a la vez gozos y esperanzas, tristezas y angustias de los discípulos de Cristo. Nada hay verdaderamente humano que no encuentre eco en su corazón. (Gaudium et Spes 1). Gracias por tanto don, Señor.

02.22

Del cielo

21 de febrero
II domingo de cuaresma

Fil 3, 17-4,1 nosotros somos ciudadanos del cielo

Tú vestido en las nubes, cuando amanece, luz que tiñe el firmamento, la hermosura de tu rostro derramada en los cielos, blancos, rojos, amarillos, infinitos, morada primera, a cualquier hora transfigurándolo todo con tu belleza, horizontes abiertos, el recuerdo de nuestro ser en ti, para ti, ciudadanos del cielo, con los pies en la tierra, cercanos al lamento del pobre, tan poco póetico pero tan real.

02.21