facebook twiter

Sígueme

30 de septiembre
San Jerónimo

Lc 9, 57-62 Sígueme

hazme, señor, escuchar tu Palabra y ponerla en práctica; ayúdame a amar toda Palabra que sale de tu boca, a rumiarla, saborearla, digerirla, entrañarla, practicarla. Ayúdame a acoger en mi seno, como humilde esclavo, la Palabra que me llega con tu voluntad. Ayúdame a simplificar mi vida, a vaciarla, para ser seno y espacio de tu encarnación en medio de nuestro mundo.
image

1 comentario ››

Este mensaje fue publicado el 30 septiembre 2015 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 2138 visitante(s)

Arcángeles

29 de septiembre
Santos arcángeles

Ap 12, 7-12 Miguel y sus ángeles declararon la guerra al dragón

Alístame, Señor, en la guerra contra el dragón que amenaza a devorar al ser humano en nuestro siglo. Combatamos a la gran ramera que deshumaniza, que devasta, que esclaviza, que denigra, que explota, que descarta, que olvida…ponme junto a los que se unen a tu vida entregada, generosa, abundante, donada, en favor del que más lo necesite. Con sencillez y humildad de corazón.

09.29

1 comentario ››

Este mensaje fue publicado el 29 septiembre 2015 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 1836 visitante(s)

Acogida

28 de septiembre
Lunes XXVI

Lc 9, 46-50 El que acoge a un niño en mi nombre me acoge a mí

Ayúdame a acogerte en el pequeño, en el que lo ha perdido todo, en el que sale de su país perseguido por su fe, sus ideas, o por el desastre de la guerra, o por una situación de pobreza y de falta de dignidad que le aboca a la muerte. Ayúdame a acogerte con todo el corazón, con mis recursos, con mis posibilidades, en el hermano que está solo y desamparado, en el que se siente explotado o deprimido. Hazme; Señor, prójimo tuyo en el prójimo que sufre un sistema económico que no tiene humanidad.

09.28

Deja tu comentario ››

Este mensaje fue publicado el 28 septiembre 2015 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 1838 visitante(s)

Cebados

27 de septiembre
XXVI domingo

St 5, 1-6 Os habéis cebado para el día de la matanza

Alejándonos de tu palabra, de tu amor, de tu misericordia, nos hemos cebado para le día de la matanza, que atenaza nuestra vida. Porque hemos puesto la riqueza en lo que no es, porque hemos defraudado a los obreros en su jornal, porque vivimos en este mundo con este lujo y entregados al placer, porque no somos capaces de dar un vaso de agua al quien tiene sed. ten misericordia de nosotros, Señor, y concédenos el ser misericordiosos-

09.27

1 comentario ››

Este mensaje fue publicado el 27 septiembre 2015 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 1867 visitante(s)

En ti

26 de septiembre
Sábado XXV

Zac 2, 5-9.14-15 Alégrate y goza, hija de Sión, que yo vengo a habitar dentro de ti

Tú me habitas, Señor, lo sepa o no. Tú me sondeas y me conoces. Tú eres la alegría y el gozo de mi corazón. Mi corazón es una acequia en tu corazón. Tú eres mi bien. Mi suerte está en tus manos. Me ha tocado un lote hermoso. Tú eres el tesoro de mi heredad. Tú en mi para que yo esté en ti por toda la eternidad.

09.26

Deja tu comentario ››

Este mensaje fue publicado el 26 septiembre 2015 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 2055 visitante(s)

Dime

25 de septiembre
Viernes XXV

Lc 9, 18-22 ¿Quién dice la gente que soy yo?

Y tú, ¿quién dices que soy yo?

09.25

3 comentarios ››

Este mensaje fue publicado el 25 septiembre 2015 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 1808 visitante(s)

Danza

24 de septiembre
Jueves XXV

Salmo 149 Alabad su nombre con danzas

Hazme danza, hazme alabanza de tu gloria, hazme pandero y flauta, cántico nuevo, bullicio y algarabía, alegría perpetua, cítara y arpa, júbilo y vítor en honor de tu nombre. Baile contigo, Señor, hasta desparecer en el baile, hecho uno en ti, en la música de tu corazón.

09.24

1 comentario ››

Este mensaje fue publicado el 24 septiembre 2015 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 1993 visitante(s)

En tu nombre

23 de septiembre
Miércoles XXV

Lc 9, 1-6 Les dio poder y autoridad para currar enfermedades

Acércame con generosidad, sin esperar nada a cambio, al que está solo y desamparado. Al que se sienta explotado y deprimido. Que consuele con el consuelo con que tú me consuelas. Que sea tu presencia viva y vivificante en medio de la enfermedad, del dolor, de la agonía. Nos has dado el poder y la autoridad de confortar y consolar, de curar enfermedades. Haznos ejercerlo en tu nombre.

09.23

2 comentarios ››

Este mensaje fue publicado el 23 septiembre 2015 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 1608 visitante(s)

Desnudo

22 de septiembre
Martes XXV

Lc 8, 19-21 Mi madre y mis hermanos son éstos; los que escuchan la palabra de Dios

Despojado de afectos, de ataduras, de ilusiones vanas. Todo libre para ti, con la libertad de tus hijos. Liberado para liberar. Todo reconducido en ti. Vaciado. Colmado con tu gracia. Líbranos, Señor, de todo lo que nos impide ir hacia ti con un corazón no dividido. Abre nuestro corazón a todos, especialmente a los más necesitados, a los que sufren las carencias o injusticias de nuestra falta de solidaridad.

09.22

1 comentario ››

Este mensaje fue publicado el 22 septiembre 2015 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 1736 visitante(s)

San Mateo

21 de septiembre
San Mateo

Ef 4, 1-7 Os ruego que andéis como pide la vocación a la que habéis sido convocados

San Mateo, que te siguió sin mirar atrás, ha estado muy presente en la vocación a la que me has convocado. Bajo su protección, en comunidad, tratamos de vivir con la ayuda de tu gracia humildes, amables, comprensivos, sobrellevándonos mutuamente con amor. Esforzados por mantener la unidad del espíritu con el vínculo de la paz. Mezclados entre los hombres y mujeres, ejerciendo diferentes profesiones, mostrando que el evangelio hoy puede ser vivido con todo e rigor de su letra y de su espíritu. Visibles y accesibles. Gracias, Señor, por tanto don y bien recibido en esa comunidad de San Mateo, durante tantos años. Amén.

09.21

Deja tu comentario ››

Este mensaje fue publicado el 21 septiembre 2015 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 1519 visitante(s)
Mensajes anteriores »