facebook twiter

Tu misericordia

30 de abril
Jueves IV de Pascua

Salmo 88 Cantaré eternamente tus misericordias, Señor

En el silencio de la tierra canto tus misericordia. En lo oculto, canto tu misericordia. En el no ser canto tu ser que me da el ser por toda la eternidad, que me colma de gracia y de ternura. Cada minuto, cada hora, cada día, cada mes, cada año. Cada suspiro, cada aliento, cada respiración. Cuando me siento y me levanto. Cada latido de mi corazón. Todo mi ser, cada instante, de por vida, canta tu misericordia, Señor.

04.30

1 comentario ››

Este mensaje fue publicado el 30 Abril 2015 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 2646 visitante(s)

Bendición

29 de abril
Miércoles IV de Pascua

salmo 102 Bendice

Una vez más me haces oración con este salmo: bendice alma mía al Señor, y todo mi ser a su santo nombre. Bendice alma mía al Señor, y no olvides sus beneficios. El perdona todas tus culpas, y cura tus enfermedades. El rescata tu vida de la fosa y te colma de gracia y de ternura. Te colma de gracia y de ternura. Te colma de gracia y de ternura. Bendice alma mía al Señor.

04.29

Deja tu comentario ››

Este mensaje fue publicado el 29 Abril 2015 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 2538 visitante(s)

Buen Pastor III

28 de abril
Martes IV de Pascua

Jn 10, 22-30 Mis ovejas escuchan mi voz

Tu voz amada, tu voz suspirada, tu voz que anida en mi corazón, tu voz poderosa, tu voz de trueno que retumba con el fragor del trueno y me llena de paz en la desazón, tu voz tierna, tu voz que llama, tu voz que envuelve, tu voz conocida, tu voz deseada, tu voz que sacude los entresijos de mi alma, tu voz y tu palabra que me muestra tu voluntad, tu voz de silencio sutil, tu voz que llena la nada. Tu voz de buen pastor.

04.28

3 comentarios ››

Este mensaje fue publicado el 28 Abril 2015 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 17381 visitante(s)

Buen Pastor II

27 de abril
Lunes IV de Pascua

Jn 10, 1-10 Yo soy la puerta

Tú eres la puerta del aprisco, tú abres el horizonte de mi vida en la plenitud de la verdad, tú me tocas con tu mirada, y me muestras la salvación. Déjame entrar en tus umbrales, Señor, umbrales de vida y de luz resucitada. Déjame entrar y olvidar todo lo que me aleja de ti. Puerta dulce, puerta estrecha, puerta de liberación, puerta que abres….tú, la puerta, estás a mi puerta y llamas…¿por qué no te abro y muero ya de una vez?

04.27

1 comentario ››

Este mensaje fue publicado el 27 Abril 2015 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 2591 visitante(s)

Buen Pastor

26 de abril
IV domingo de Pascua

Jn 10, 11-18 Yo soy el buen pastor

Tú eres el Buen Pastor, tú, Jesús. En tus verdes praderas quiero resposar, beber en tus fuentes tranquilas, no temer, porque tú vas conmigo, tú me muestras el camino, tú sales a mi encuentro cuando me pierdo por las veredas de la ofuscación. Tú eres el buen pastor, que das la vida por mí, que me conoces y me amas. Tú, buen pastor, no dejes que mi camino se desvíe, guíame por el camino recto.

04.26

1 comentario ››

Este mensaje fue publicado el 26 Abril 2015 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 2468 visitante(s)

Apóstoles

25 de abril
Sábado III de Pascua

Mc 16, 15-20 Id al mundo entero y proclamad el evangelio a toda la creación

A la luz que rompe la oscuridad el primer día, al agua del mar desmesurado a la tierra esponjosa, a las semilla de árboles frutales, al firmamento, a los cielos, a las estrellas, a la luna llena, al sol, a todos los vivientes, a los reptiles o fieras según sus especies. A todo viviente, al hombre creado a tu imagen y semejanza, al varón de dolores, a la mujer virgen y fecunda, al romero en flor. Proclamad el evangelio a toda la creación

04.25

Deja tu comentario ››

Este mensaje fue publicado el 25 Abril 2015 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 2709 visitante(s)

Soy tuyo

24 de abril
Viernes III de Pascua

Hechos 9, 1-20 Una luz celestial lo envolvió con su resplandor. ¿Quién eres, Señor?

Soy la luz que habita en tu interior y de permite ver. Soy la vida que late en tu corazón y te hace vivir. Soy el amor que te consume, el fuego que te abrasa, el aire sosegado, la brisa en las horas de fuego. Soy el que te crea, te consuma, te destruye en el amor, te hace renacer de tus cenizas. Soy el que te transforma de perseguidor en puro testigo del amor.

04.24

Deja tu comentario ››

Este mensaje fue publicado el 24 Abril 2015 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 2358 visitante(s)

Camino en el desierto

23 de abril
Jueves III de Pascua

Hechos 8, 26-40 Ponte en camino, por la carretera que cruza el desierto

Una vez en el desierto, camina, déjate despojar por mi espíritu. Se acabará la poesía y su romanticismo, su belleza y llamada cuando empieces a pasar un calor de muerte, y a sentir una sed que abrasa tus entrañas, y un hambre que no tienes como saciar, cuando veas espejismos de sombras y oasis, cuando te sientas solo, vulnerable, perdido, y toques la cercanía de la muerte. Entonces el desierto te muestra su verdadera belleza al mostrarte tu realidad. También yo en el desierto fui tentado y vencí al maligno.

04.23

Deja tu comentario ››

Este mensaje fue publicado el 23 Abril 2015 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 2415 visitante(s)

Cristianos perseguidos

22 de abril
Miércoles III de Pascua

Hechos 8, 1-8 Se desató una violenta persecución con la Iglesia

Nada nuevo bajo el sol. Hoy los cristianos, en muchos lugares de nuestro mundo, siguen siendo perseguidos por creer en ti, Dios del amor, Dios de la vida, Dios del perdón y de la reconciliación, Dios de la paz. Oramos hoy por tantos hermanos nuestros como sufren la humillación, la vejación, la intimidación, la persecución, el martirio, la muerte, por creer en ti, pan de vida, que sacias nuestra hambre y nuestra sed, que llenas de sentido nuestra vida.

04.22

2 comentarios ››

Este mensaje fue publicado el 22 Abril 2015 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 2588 visitante(s)

Cielo abierto

21 de abril
Martes III de Pascua

Hechos 7, 51-8,1,a Veo el cielo abierto

Veo tu cielo abierto en la oscuridad de la muerte, veo el cielo abierto en las yemas que despuntan, veo el cielo abierto en fragancia de los manzanos y de los tilos en flor, en las viñas repletas, en la leche fluyendo, en las colmenas dulces, en las crías renacidas. Estoy por morir apedreado y te veo a ti, Señor resucitado, fuerza inagotable de amor que haces poesía el mundo por ti creado, que me haces uno contigo, que me haces ser en ti fuente de reconciliación.

04.21

1 comentario ››

Este mensaje fue publicado el 21 Abril 2015 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 2333 visitante(s)
Mensajes anteriores »