facebook twiter

Adviento III

30 de noviembre
San Andrés

Rm 10, 9-18 Por la fe del corazón llegamos a la justificación

Fe del corazón. Creer desde el centro vital. Crear dejando que tú, Señor, en quien creo y espero, afectes lo más íntimo de mi vida y vayas transformándola por la fuerza de tu amor. Fe del corazón, fe en la vida, de la vida, fe vivificante. La fe de María, esperándote. La fe de los apóstoles, de los mártires. La fe de los niños que abren su corazón a tu presencia. Llenos de fe y admiración. Hazme niño.

2 comentarios ››

Este mensaje fue publicado el 30 noviembre 2010 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 7741 visitante(s)

Adviento II

29 de noviembre
Lunes I adviento

Is 4, 2-6 El vástago del Señor será joya y gloria, fruto del país, honor y ornamento

Por primera vez caigo en esta frase, Señor, que pones ante los ojos de mi corazón al principio de este adviento. Prepararme para reconocerte como la joya de mi vida, ornamento vital, honor de mi existencia, pues me llamas a ti. Recibir tu gloria, Señor, para darte gloria como mi vida engalanada por ti. Alcánzame tu gracia. Hazme niño.

4 comentarios ››

Este mensaje fue publicado el 29 noviembre 2010 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 7522 visitante(s)

Adviento I

28 de noviembre
I domingo de Adviento
Rm 13, 11-14 Ahora la salvación está más cerca que cuando comenzamos a creer

Comienza este tiempo de adviento, Señor, para que nos acerquemos a ti que te acercas hasta nosotros. Acercas tú la salvación y nos pides que nos preparemos para acogerte, para recibirte, haciendo un hueco en lo más profundo de nuestro ser. Te pido, Señor, una mirada de niño, un corazón de niño, para poder recibir tu misterio, que me alcanza. Hazme niño.

2 comentarios ››

Este mensaje fue publicado el 28 noviembre 2010 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 9521 visitante(s)

Los agobios

27 de noviembre
Sábado XXXIV
Lc 21, 34-36 …los agobios de la vida…

Tened cuidado no os embote la mente los agobios de la vida y paséis como si no pasarais, y viváis como si no vivierais. En este último día del tiempo ordinario, al final de este año litúrgico, me doy cuenta, Señor, de todos los agobios que han embotado mi mente y me han impedido abrazar tu salvación en lo diario. Perdóname, Señor, por tu misericordia dame vida.

2 comentarios ››

Este mensaje fue publicado el 27 noviembre 2010 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 7667 visitante(s)

Ya II

26 de noviembre
Viernes XXXIV

Lc 21, 29-30 Cuando veáis que suceden estas cosas, sabed que está cerca el Reino de Dios

Ayer eran signos apocalípticos, hoy son los signos sencillos de la naturaleza, una higuera o un árbol que comienza a echar brotes, que nos anuncia la cercanía del verano. Así nos hablas. Observar, mirar viendo, contemplar lo sencillo, los signos de los tiempos, lo invisible que comienza a despuntar en lo visible, el germen que aparece, como brote tierno, en la realidad.

Deja tu comentario ››

Este mensaje fue publicado el 26 noviembre 2010 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 6618 visitante(s)

Ya I

25 de noviembre
Jueves XXXIV
Lc, 20-28 Cuando comience a suceder esto, levantaos, alzad la cabeza, se acerca vuestra liberación

Los signos del Apocalipsis ya están presentes en medio de nuestra sociedad, en nuestro mundo. No hace falta describirlos para descubrirlos. Ahí, en medio de la desolación más brutal, del abatimiento, se yergue la liberación que nos ofreces. Para ello me urges a levantarme, a dejar de ser esclavo postrado, a alzar la cabeza y contemplarte en medio de todo.

1 comentario ››

Este mensaje fue publicado el 25 noviembre 2010 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 6889 visitante(s)

Perseverancia

24 de noviembre
Miércoles XXXIV
Lc 21, 12-19 Con vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas

Perseverancia, fidelidad, constancia…dones que recibo de ti, como todos los dones que vienen de tu misericordia. Mantenerme estable en lo que te he prometido. No desfallecer en el camino emprendido. Ser fiel a la vocaión que me has regalado, con la que me has bendecido. ¿Cómo sin tu don?  Son tus dones, Señor, los que me alcanzan la salvación.

1 comentario ››

Este mensaje fue publicado el 24 noviembre 2010 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 7075 visitante(s)

El engaño

23 de noviembre
Martes XXXIV

Lc 21, 5-11 Cuidado en que nadie os engañe

Escucho tu recomendación, Señor, y antes de ponerme a pensar en los engaños que vienen de fuera, y que achaco siempre a los que no piensan como yo, a los que siento me amenazan de algún modo, me doy cuenta que los peores engaños son los que residen en mi interior, con los que trato de engañarme ante Ti, Señor, tú que eres la verdad. Y en ella la libertad y la vida.

2 comentarios ››

Este mensaje fue publicado el 23 noviembre 2010 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 7078 visitante(s)

Entregarse

22 de noviembre
Lunes XXXIV
Lc 21, 1-4 Ha echado todo lo que tenía para vivir

Desprendimiento de la pobre viuda, que por amor comparte, que por amor se entrega, que por amor se despoja de todo, radicalmente. Por amor a ti y la humanidad. La viuda se da sin reservas, da su vida en ese gesto que pasa desapercibido y suscita tu alabanza, Señor. Pongo ante Ti a todas las monjas de clausura, a todas las contemplativas, que te ofrecen todo. A Ti.

 

4 comentarios ››

Este mensaje fue publicado el 22 noviembre 2010 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 8386 visitante(s)

Rey del universo

21 de noviembre
Jesucristo, Rey del universo
Col 1, 12-20 Porque en El quiso Dios que residiera toda la plenitud

En esta solemnidad de Cristo Rey, Señor, recibo de ti la llamada a la plenitud que tienes desde la creación del mundo, de la que me haces partícipe al insertarme en ti por el bautismo. Tú, Señor de todo. Tú, primogénito de toda criatura. Tú el que reconcilias  a todos los seres, haciendo la paz por la sangre de tu cruz. En la cruz eres Rey. Tú, Cristo Rey.

Deja tu comentario ››

Este mensaje fue publicado el 21 noviembre 2010 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 6141 visitante(s)
Mensajes anteriores »