facebook twiter

Caridad

31 de enero
Domingo IV
I Co 12, 31-13, 13 Ya podría conocer todos los secretos y el saber….

Ya podría  hablar las lenguas de los ángeles; ya podría tener el don de profecía, podría tener fe como para mover montañas; podría repartir en limosnas todo lo que tengo y aún dejarme quemar vivo…todas estas cosas, maravillosas, que me hacen considerarme algo…Pero si no tengo amor, de nada me sirve; si no tengo amor, no soy nada.  Tengo tu amor, Señor, para comenzar a amar.
Y me pregunto, ¿cómo amo?

01.31

2 comentarios ››

Este mensaje fue publicado el 31 enero 2010 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 8909 visitante(s)

Hundirse

30 de enero
Sábado III

Mc 4, 35-41 Maestro ¿no te importa que nos hundamos?

La  pregunta me recuerda un video que estas navidades ha circulado por la red, el circo de la mariposa, y que en medio de una inusitada belleza habla de Ti, Señor, de cómo nos amas con una mirada de misericordia, incondicionalmente; de cómo nos ves magníficos, maravillosos; de cómo te importa que nos hundamos pero nos “dejas” hundirnos para que encontremos la verdad  a la que estamos llamados.  Tú, Señor, salvas mi vida.

01.30

3 comentarios ››

Este mensaje fue publicado el 30 enero 2010 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 9409 visitante(s)

Crece solo

29 de enero
Viernes III

Mc 4, 26-34 El Reino de Dios…

… se parece a un hombre que echa simiente en la tierra. El duerme de noche y se levanta de mañana; la semilla germina y va creciendo, sin que él sepa cómo. La tierra va produciendo la cosecha ella sola; primero los tallos, luego la espiga, después el grano.

Esto me dices hoy, Señor. Algo me estás diciendo para la vida.

01.29

2 comentarios ››

Este mensaje fue publicado el 29 enero 2010 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 8938 visitante(s)

La medida

28 de enero
Jueves III

Mc 4, 21-25 La medida que uséis la usará con vosotros

Dame una medida repleta, recolmada, rebosante. Dame una medida llena de generosidad, vacía de mezquindad. Dame Señor, tu medida: dar para que los demás tengan vida, y vida abundante. Que no me tase, Señor; que no me guarde los tesoros de tu gracia; porque tú has tenido conmigo una medida llena de amor.

01.28

 

Deja tu comentario ››

Este mensaje fue publicado el 28 enero 2010 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 9062 visitante(s)

Escuchad…

27 de enero
Miércoles III

Mc 4, 1-20 Escuchad…

Eso nos pides, Señor: escucha. Una escucha activa, atenta, paciente; una escucha que se deja interpelar por la Palabra que acoge; una escucha que trata de hacer vida la vida que recibe a través de Tu Palabra; una escucha que silenciosa, una escucha con el corazón, con la mente, con todo el ser. Escucharte, Señor, pues solo tú tienes Palabra de vida eterna.

01.27

3 comentarios ››

Este mensaje fue publicado el 27 enero 2010 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 9228 visitante(s)

Gracia y paz

26 de enero
Timoteo y Tito

2 Tm 1, 1-8 Te deseo la gracia, la misericordia y la paz de Dios

Es el saludo de Pablo a Timoteo, que repite en su carta a Tito: querido, te deseo la gracia y la paz  de Dios Padre y de Cristo Jesús, salvador nuestro. Es el saludo de Pablo a sus amigos, a sus colaboradores. ¿A quién podría hacerle yo ese saludo hoy de las personas que tengo más cerca, con los que trabajo? Desear el don de Dios para el otro, hacer con mi vida porque lo alcance.

01.26

1 comentario ››

Este mensaje fue publicado el 26 enero 2010 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 8951 visitante(s)

Conversión de san Pablo

25 de enero
La conversión de Pablo

Hech 9, 1-22 Soy Jesús

Soy Jesús, a quien tú persigues. Es tu respuesta a Saulo que, caído en tierra por obra de tu gracia, te interroga, pregunta tu identidad. Soy Jesús. Soy el principio y el final de tu existencia, soy el centro de tu vida, soy tu deseo y tu anhelo desconocido, soy el que te lleva a la plenitud, soy quien te llama para que vayas al mundo entero y proclames el evangelio a toda la creación. Como a Pablo, también nos llamas hoy. Y te haces presente: soy Jesús.

Pedimos hoy por la unidad de todos los cristianos en una sola Iglesia.

01.25

Deja tu comentario ››

Este mensaje fue publicado el 25 enero 2010 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 10459 visitante(s)

Cuerpo de Cristo

24 de enero
Domingo III
1 Co 12, 12-30 Vosotros sois el cuerpo de Cristo

Me detengo un momento, Señor, impresionado por la frase de San Pablo. Vosotros sois el cuerpo de Cristo y cada uno es un miembro. Somos tu cuerpo, Señor, hemos sido bautizados en un mismo Espíritu, formamos la Iglesia. Somos tus cuerpo para hacerte presente en nuestro mundo, para anunciar el evangelio a los pobres, para dar libertad a los oprimidos, para anunciar tu año de gracia, para manifestar tu misericordia. En tu nombre, para tu gloria. ¡Qué responsabilidad!

01.24

1 comentario ››

Este mensaje fue publicado el 24 enero 2010 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 12040 visitante(s)

Amigo

23 de enero
Sábado II semana

2 s 1, 14.11-12.19.23-27 ¡Ay cómo te quería!

David se entera de la muerte de su amigo Jonatán y llora por su vida perdida, por la amistad truncada, por el amor que ya no podrá brindarle. El don de la amistad: el afecto, el cariño, la nobleza en el sentimiento, la bondad. Quien teien un amigo tiene un tesoro. Gracias por mis amigos, Señor, a los que tanto quiero. Gracias por ser un Dios que se hace amigo entrañable.

 01.23

1 comentario ››

Este mensaje fue publicado el 23 enero 2010 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 9001 visitante(s)

Beato Guillermo-José Chaminade

22 de enero
Beato Guillermo José Chaminade

Mc 3, 13-19 Fue llamando a los que él quiso y se fueron con él

El beato Chaminade, fundador de la Familia Marianista, cuya memoria celebramos hoy, fue llamado por ti y contigo se fue a la montaña, y luego recibió tu mandato de ir y predicar, y bautizar en tu nombre, y poder para expulsar demonios. Gracias, Señor, el don del carisma marianista a la Iglesia. Gracias porque sigues llamando a hijos tuyos para muestren, con todo el rigor de la letra y el espíritu, que hoy es posible vivir el evangelio con el espíritu de María.

 01.22

3 comentarios ››

Este mensaje fue publicado el 22 enero 2010 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 13108 visitante(s)
Mensajes anteriores »